Quintanilla viene a significar “un pequeño lugar de explotación agraria” y lo “de Onsoña” le viene dado por la aglutinación de “Don Sonna”, nombre de persona.

Partillejo sería el lugar del puerto en tono despectivo o puerto pequeño; Velillas, el lugar de vigilancia y “del Duque” alude a su pertenencia al lugar del Infantado, señor que fue de estas tierras. Villaproviano el lugar de la pequeña quinta de Proviano; y Villamienzo, lo mismo de Armentarío, nombre de persona.

El Becerro de presentación de León de los siglos XIII al XV recoge que Quintanilla disponía de las iglesias de San Andrés, Santo Tomé y San Salvador y era propia del concejo. Portillejo de la de San Miguel, de las dueñas de Santa Eufemia de la orden de Veles. Vellillas de la de Santiago y pagaban diezmo al duque del Infantazgo. Villantodrigo de la de San Quince. Villaproviano de la de San Martín y Villaemienzo de la de San Miguel, siendo del camarero de Carrión.

Quintanilla de Onsoro tenía 104 habitantes, Portillejo 62, Velillas del Duque 47, Villantodrigo 16, Villaproviano 146 y Villarmienzo 57. Ya unidos ellos en ayuntamiento, com cabeza en Quintanilla de Onsoña tenían 815 habitantes en 1900, 847 en 1930, 729 en 1960, 360 en 1991 y 213 en 2006.